Magia matinal

Estándar

Cierra los ojos por un instante. Si quieres acompañarme, te invito a visualizar:

cielo azul frío Assesse

Un cielo azul intenso, los campos escarchados.

Cuarto de luna creciente, allá, en lo más alto.

El sol acaba de salir y sus rayos juegan veloces a atravesar los recobecos entre los árboles y las casas bajas de esta región de la Wallonie.

Fuera, un frío muy intenso. En el coche, voy entrando en calor.

jardín escarchado movimiento rosa escarchada movimiento

La escarcha recubre todo a mi alrededor y presenta sorprendentes formas geométricas.

Los charcos y estanques están recubiertos de una gruesa capa de hielo.

Nos acercamos al valle de la Meuse.

Una nube oculta gran parte del paisaje allí abajo; mientras lo alto de las montañas brillan bajo ese llamativo azul de la mañana.

Cada curva ofrece la magia del bosque al despertar.

Y yo… tengo la enorme fortuna de vivir este paseo.

Agradecimiento infinito.

paisaje escarchado sol matinal

Este ha sido mi camino al trabajo esta mañana.

Gracias por venir conmigo.

Gracias por compartir mi camino.

Abrazo en la distancia

Estándar

 

 

¿Alguna vez os habéis parado a pensar en lo mágico de un abrazo?

Tu corazón se ancla por unos segundos en el corazón del otro. Estás plenamente presente en el aquí y ahora, en completa meditación. Como un navío solitario, tu cuerpo anhela este momento de encuentro y de reposo, y lo contempla como una oportunidad para conectar con la esencia del Todo, para crecer y enriquecerse, para respirar en común-unión junto a la otra persona.

Si ese momento de calma e inspiración dura unos segundos más de lo habitual, entonces os sentís y la energía de ambas personas abrazadas se regenera mutuamente por arte de pura Magia. Sales del abrazo con una nueva cara, un nuevo sentimiento y una nueva actitud ante la vida. Has compartido la Esencia.

¿Habéis abrazado alguna vez en la distancia?

Seguro que tienes familiares, amigas y amigos en la distancia. Los añoras y echas de menos ese contacto cotidiano, auténtico, sentido.

Te propongo una práctica que llevo realizando unas semanas y que me está llenando plenamente: contacta con esas personas, llámalas, envíales un sms o un whatsapp, habla por skype, hangout o facebook con ellas y propón -si así lo sienten también- un abrazo en la distancia. Queda en un día y una hora y ¡adelante!

Es tan sencillo como cerrar los ojos, estés donde estés ese día y a esa hora, y abrazarte visualizando a esa persona que también se está abrazando en ese mismo instante visualizándote a ti. La duración puede variar. Yo he llegado a estar entre 5 y 7 minutos abrazada a mí misma y sintiendo el abrazo de esas personas queridas como si estuvieran aquí mismo. Permítete experimentar toda serie de sensaciones y percepciones.

Os lo prometo, la energía que se mueve es impresionante. El sentimiento es infinito. Cuando terminas, es imposible no sonreír de lo bien que te sientes. ¡Práctica totalmente recomendada para todas las edades!

Imagen

Contadme luego cómo habéis vivido vuestro abrazo en la distancia. Me encantará compartir con vosotr@s la experiencia.

Un abrazo,

Esther